Atención Personalizada

Nuestro enfoque psicológico se centra en la realidad particular de cada cliente, y en cómo ha configurado su sistema de pensamiento. De esta forma, confrontamos al individuo con su Interior, en un proceso de auto-conocimiento, para que él decida que aspectos desea cambiar, modular o disolver.

El Desafío Interno es una apertura hacia dentro del Ser, y que puede constituir un duro enfrentamiento con mecanismos psíquicos que condicionan la existencia de la persona, impidiéndole vivir con plenitud.

Cuando un cliente acude a nuestro centro, lo esencial es recabar la máxima información posible sobre los aspectos más relevantes de su vida diaria y, sobre todo, sobre aquello que, de una u otra manera, le afectan a nivel emocional. Son estos aspectos los que marcan su estado anímico, y será los que habremos de poner sobre la mesa para tratar de comprender como se articulan.

El proceso psicológico puede ser largo y progresivo, o algo tan sencillo como la toma de conciencia de los elementos esenciales que provocan el malestar del individuo. En nuestro centro trabajamos un mínimo de 5 sesiones, a partir de las cuales se evalúa con el cliente si es o no conveniente continuar con un proceso más largo. Para nosotros es esencial que cada persona se sienta con total libertad de dar por finalizado el trabajo psicológico si considera que haya a cubierto su demanda, o si siente una incomodidad con el proceso que no es capaz de gestionar.


Comentarios